miércoles, 23 de junio de 2010

"El sexenio de Televisa"

Escuchar a la mejor periodista de México, siempre resulta satisfactorio, sobre todo cundo expone tema que deberían ser de interés público de aquel país que se presuma democrático. A todos nos enseñaron de pequeños que democracia viene de la voluntad del pueblo, pero ¿qué clase de voluntad va a tener un pueblo históricamente sometido a la ideología de una televisora que carece de ética, de propuestas y del mínimo sentido de lo que importa?

Como ya habrán adivinado, no se puede tratar más que de Carmen Aristegui y de Televisa. De Aristegui, quien es una de las mayores líderes de opinión e incorruptible figura pública, no hay más que agregar, el tema que da tela para recortar es Televisa, que, por mucho podría ser la peor telvevisora de la historia, pero también la más poderosa.

En el informativo de Noticias MVS de hoy, se citó a un compañero periodista que mencionó que este, sin duda, era "el sexenio de Televisa" apoyando esto, se da a notar que si bien desde el siglo pasado ha sido la más fuerte influencia en la idiosincrasia mexicana, a partir del inicio del milenio y en específico del mandato actual, la fuerza de la televisora ha arrasado con la señal abierta, la restringida y ahora va por la banda ancha.

En esta emisión de noticias se dierona notar varios puntos de discusión sobre Televisa:
-No hay otra televisora en todo el mundo que tenga a su disposición 4 canales de los 11 disponibles en señal abierta, esto sin contar las repetidoras de tres de ellos.
-La televisora ha comprado los derechos para explotar la banda ancha a un precio de "ganga"
-Que Televisa parece querer eliminar por completo a las pequeñas concesionarias por medio de la compra de sus derechos y con el fin de no tener competidores de su altura.
-Y finalmente, que los encargados de proporcionar los permisos parecen extender los plazos de otros licitadores a propósito y en beneficio de la empresa dirigida por Azcárraga-Jean.

Juan Molinar Horcasitas salió a la defensa de la televisora con argumentos expertos que bien podrían ser convincentes, si no fuera por la credibilidad que puede tener alguien que está en la mira para un juicio político por un escándalo de tal magnitud como lo es el de la Guardería ABC en el estado de Sonora y para muestra, el día de hoy fue encabezado de tres de los diarios de mayor circualción.

Los argumentos no fueron malos, Molinar Horcasitas, dijo, entre otras cosas que todo era, sino mentira, información errónea y debatió con Aristegui por un buen rato, pero si bien la realidad de Televisa no es debatida en espacios abiertos, la población menos alienada ya de dio cuenta de la realidad es peor de lo que se ve:

-Además de la poca oferta de canales abiertos, las dos televisoras ofrecen información pobre, e injusta.
-La ya conocida relación entre Televisa y Telmex puede tener dos vertientes: que con la compra de banda ancha por parte de la televisora sea para una competencia con la compañía de teléfonos o que sólo sea una rama de ésta para terminar de monopolizar lo ya de por sí unificado.
-Las palabras sobran y sólo queda la pregunta ¿Televisa tiene competencia?
-Por último, no sería sopresivo que las instituciones estén del lado de quien les da el mayor rendimiento económico.

Aún y con los argumentos, Aristegui no dudó en recalcar que si así estamos en este sexenio, podemos esperar lo peor para la siguiente administración si Peña Nieto llega a la cabeza del país, lo que es casi un hecho. Para el debate.

BRENDA

No hay comentarios:

Publicar un comentario