viernes, 25 de junio de 2010

Salida de emergencia.

Ponerse a discutir acerca de la tenencia en estos tiempos, es hablar de necedades, muchos podrán acordar que, efectivamente se trata de un impuesto sin razón, injusto y hasta dictatorial, muy al estilo Santa Anna, pero cuando, de imprevisto se hace un anuncio tan importante como su eliminación "a la voz de ya" se torna un tema de naturaleza sospechosa que empieza a señalar inevitablemente hacia los comicios electorales.
La tenencia, que debe renovarse cada año, es un impuesto que vio la luz en 1962 al aparecer en el artículo 13 de la Ley de Ingresos, durante el mandato de Adolfo López Mateos y no como generalmente se piensa durante el gobierno de gustavo Díaz Ordaz y para financiar las olimpiadas. Durante la campaña de Felipe Calderón, la eliminación del pago se hizo una firme promesa, sin embargo, a más de la mitad del mandato el tema no había sido, en apariencia, tomado en cuenta, sorpresivamente el día de ayer se anunció que la medida se hacía realidad de inmediato para la compra de autos nuevos de hasta 250 mil pesos.
Reaccionando a esto, el Diputado priísta David Panchyna, comentó en la emisión matutina de Noticias MVS que para él esta parecía una "medida electorera" pues la iniciativa de eliminación de la tenencia fue idea del Partido Revolucionario Institucional y se tenía contemplada para el año 2011. Y precisamente ese es el tema de discusión: la urgencia con la que esta fue aprobada y anunciada, pues si bien es muy al estilo del actual Gobierno Federal, no es un punto de urgencia como el caso de la influenza AH1N1 que era una amenaza para la salud nacional y por lo tanto apunta a que es una medida para apoyar la imagen de candidatos a los gobiernos estatales que se disputarán el 4 de julio próximo.
El colaborador de Noticias MVS, Enrique Galván, comentó que la medida puede ser contraproducente para el gobierno Federal y su partido, el PAN, pues al ser aplicada solo para vehículos nuevos, la mayoría de la población, que con el golpe de la crisis estaría en conflicto para comprar un auto nuevo, podría tomar esta medida como poco favorable o incluso inútil en algunos casos, lo que podría publicar frustación y reacciones en contra.
La primera pregunta que surgió ante esta medida, fue la que se cuestiona cómo se va a cubrir el agujero fiscal que va a dejar la tenencia, por lo que se dio a conocer que va a ser descontada del Impuesto Sobre la Renta (ISR) de las empresas automotrices, pero cabría averiguar si no es que se va a incluir en el precio de los automóviles y al final, va resultar en lo mismo.
Tanto el Diputado Panchyna, como Enrique Galván, dan dos puntos muy interesantes del debate sobre esta medida, pues el primero denota la clara "cortina de humo" sobre la realidad del PAN actualmente, pues son señalados como los culpables del espionaje político en los estados de Veracruz y Oaxaca y quieren reivindicarse dando un "regalo" para los contribuyentes; el segundo saca a flote un posible efecto colateral que los del PAN no contemplaron y es que la vida política se alimenta de especulaciones y que, por supuesto, la gente que paga sus impuestos es más críitica y consciente que nunca.
Sólo falta esperar a que cuando se empiecen a mover los números de la recaudación de impuestos, no sean tomados los recursos de los sectores más golpeados y lo poco qua haya, no sea gastado en eventos inútiles y desorbitantemente costosos como el Bicentenario.
BRENDA

No hay comentarios:

Publicar un comentario