jueves, 1 de julio de 2010

El hermano incómodo.

Es bien sabido por todos que el mexicano lleva la pasión futbolera por dentro, no por nada el deporte es de los más rentables en territorio nacional y se gastan cantidades exorbitantes en él, tanto de parte de patrocinadores como de aficionados y no es sorpresa que los altos funcionarios sean fans también, lo que sorprende es que, a pesar de tener la mejor educación a su alcance, se comporten como simples y llanos nacos, y cabe aclarar que no se usa la palabra de manera peyorativa, pues la naquez, que defino como conducta inapropiada y fuera de lugar, es una condición que no implica cierta clase social, sino es una cuestión de saberse comportar.
En estos días el que ha demostrado esa falta de temple ha sido el ex funcionario de la FONATUR, Miguel Gómez Mont, hermano del actual Secretario de Gobernación, quien agredió verbal y físicamente a familiares de los jugadores de la Selección Mexicana en el partido contra Argentina ocurrido el domingo pasado, en el cual México quedó fuera del Mundial.
Cuando esto se dio a conocer, el citado funcionario negó su presencia en el palco donde se se dio la trifulca, sin embargo, gracias a videos que se subieron al portal Youtube, se pudo corroborar su presencia y, por supuesto, su actuación errada que lo llevó a ser retirado por la fuerza pública.
Pero la primera pedrada no va para Gómez Mont, sino para los que permitieron que fuera al Mundial con gastos pagados con el pretexto de "promover la imagen de México en Sudáfrica" cuando evidentemente, la Selección tenía que hablar pos sí sola y así lo hizo. Enseguida hay que señalar al ex representante de FONATUR, pues, si bien la nación compartió el sentimiento de impotencia, la frustración y la decepción de ser eliminados del Mundial, su conducta no se justifica de ningún modo por dos sencillas razones: porque esa conducta no debe justificarse aún si se tiene una educación pobre y porque es aún menos para perdonarse si se trata de un alto funcionario que se supone fue a dar una buena imagen.
Después de ser removido de su cargo, Miguel Gómez Mont argumentó que su ataque fue una respuesta obvia, pues las personas que estaban en el palco VIP habían atacado a su familia y que en el video no era posible apreciar que su esposa ya se encontraba en el piso después de este supuesto ataque. La respuesta, además de tardía en inverosímil y, aunque el Gobierno Federal reaccionó de manera inmediata, no fue suficiente para silenciar las voces.
La madre del seleccionado Cuauhtémoc Blanco llamó al funcionario "naco" y con justa razón, pues según la definición que se dio anteriormente, su conducta fue totalmente inapropiada y primitiva que hasta en los niveles más bajos de educación es despreciable.
Si bien el ex titular de FONATUR fue removido inmediatamente de sus funciones, queda este escándalo para el registro, incluso poniendo en peligro la posible candidatura de su hermano, Fernando Gómez Mont para el 2012 y se lamenta que hasta los más talentosos hombres tengan que cargar con "el hermano incómodo", pero esto pasa hasta en las mejores familias.
BRENDA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario