lunes, 8 de abril de 2013

Cambios...

Graciosos son los cambios, porque todos los necesitamos y nadie los aprecia, porque son la única constante en la vida.
 
Hoy, hoy decidí cambiar, mejorar, dar lo más que pueda y perder a la estúpida que me hacía la vida imposible, sí, era yo la que aplaza, la que pone pretextos, la que se queja todo el día y se revuelca en su propia miseria.
 
No culparé a nadie más que a mi, porque dejé que la hiedra de la negatividad invadiera mi jardín y encontré la justificación en mi pasado. Gracias Freud, ahora puedes besar mi trasero porque tú y tu psicoanálisis ya han hecho bastante daño. Pobre de mi padre, debe estar que se lo carga el payaso, yo culpándolo y él sin poderse defender.
 
He perdido tanto por mi estupidez que hasta mi propia estupidez se burla de mi y se niega a decir que me conoce. Desdichada, todos la ponen de pretexto.
 
Pido una disculpa pública a la brujería, el satanismo y anexas, por pensar que mi mala racha era producto de sus finos trabajos, lo siento Madame Sassu, Jorge Flores y brujas de mercado por haberlos ofendido.
 
Pero más perdón pido a ustedes, mis amigos, mi familia, porque he sido una basura 24/7 durante los últimos 25 años...pero no es tarde, como dijera la mera Leona Dormida: "hoy voy a cambiar"
 
 
 


No hay comentarios:

Publicar un comentario