lunes, 1 de julio de 2013

MI AMIGA LA GORDA

"Gorda" es una palabra que he escuchado desde que recuerdo y no culparé a quienes me la hayan dicho porque es la descripción de lo que soy y para sufrir menos y sentir menos la he hecho mi amiga, les puede parecer irónico, quizá ridículo y hasta una mentira, pero así es.

Mi amistad con ella comenzó en mi pubertad y fue siendo cada vez más afianzada hasta éstos momentos que ella era mi todo, pero hoy estoy más que decidida a dejarla para siempre. Sé que ha sido buena conmigo pero tendré que traicionarla y buscar en otros horizontes.

No hay mejor amiga que ella porque me ha salvado de caer en manos de muchos patanes que nos despreciaron y después quisieron regresar arrepentidos, me hizo replantearme la idea de vivir en pareja para evitar incomodidades y me ha dado una plena garantía de la sinceridad de mis amigos, familiares y conocidos: todos ellos nos aceptan a las dos sin pedir nada a cambio, nos aman por lo que somos y no nos critican.

No puedo negar las vergüenzas que me ha hecho pasar, pero tampoco pondré en duda su entrega conmigo, porque ha estado ahí siempre, en las buenas, las malas y las peores, no me abandona ni duda de mi y su constante insistencia me ha salvado de embarazos no deseados, enfermedades de transmisión sexual y otros monstruos para ayudarme a enfocar la atención en mis metas y gracias a ella ahora estoy a mitad de camino de lo que quiero ser.

Ella me pone los pies en la tierra y ha logrado que le encuentre sentido a mi vida, una vez la abandoné por un corto período y fui totalmente infeliz porque le extrañé, porque por dentro ella nunca se fue y sólo hubo un cuerpo ajeno usurpando su lugar y volvió con más fuerza que nunca, pero hoy le voy a decir adiós porque se ha vuelto posesiva y fatal, es celosa de mi entorno y no la voy a soportar un día más.

Comenzó a darme fuertes dolores de huesos, problemas para respirar y me impide realizar bien una de las pasiones de mi vida que es el baile y por eso la voy a abandonar, no será fácil porque me he hecho dependiente de ella, se volvió mi identidad, mi otro yo, pero su reinado de terror se acabó.

Muchos me aconsejaron que la dejara, que no me hacía bien, pero no quise escuchar y ahora pago las consecuencias, toqué fondo por ella y por eso la quiero lejos de mi vida, no quiero verla, no quiero que siga llenando un espacio que no le pertenece, habrá que exorcizarla, que luchar día a día para eliminarla porque ya no me deja ser, no me deja vivir en paz y me tiene atada, observando cómo pasa la vida.

Voy a necesitar mucho apoyo porque han sido más de 15 años a su lado, ha sido una vida de estigma, de estar apartadas de vivir a la sombra, pero se acabó...por salud mental y corporal hoy dejaré a mi amiga la gorda.

2 comentarios:

  1. Muy bien amiga, nadie dice que será facil pero si ya estás decidida creeme que habemos muchos que apoyamos tu decisión, si necesitas algo y crees que yo pueda ayudarte no dudes en llamarme. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias mujer, siempre traigo sus buenas vibras...a darle, hoy día exitoso...

      Eliminar