viernes, 27 de diciembre de 2013

AMOR EN TIEMPOS DE REDES SOCIALES.

¿Qué es el amor sino una lucha de titanes? Ego versus ego. Amor en tiempos de redes sociales, un "visto a las..." para demostrar poder,una distorsión del psicoanálisis, esa eterna búsqueda de la madre o del padre. Seguir patrones, buscar retorcidamente "eso que nos hace falta". Amar, ignorar, humillar, considerar, un histórico vaivén entre la ternura y el dolor. Obsesión mundana por la carne. Imaginación del espíritu que complementa lo físico,para no sentirse tan mal de desear, para pensar que se ama. Estirar, aflojar, ser un estratega, hacer todo para proteger el corazón de los enredos. Confusión mental, darle vueltas al asunto una y otra vez, pensar en los mismo 24/7, suponer sin preguntar. Conectado, desconectado, en línea y escribiendo como armas letales. Atención dispersa, mala comunicación. Ansiedad, obsesión, dolor, decepción y después esperanza. Buscar parecidos, preguntar porqué y descubrirlo...miedo, pánico y llanto. Recordar, recordar y volver a sentir, vibrar al traer a la mente olores, sabores, sonidos de aquello que traspasó la pantalla. Saberse vulnerable por priorizar mal. Ser el nada de quien es el todo, atesorar los detalles involuntarios que son solo amabilidad. Ver señales inexistentes, adueñarse de las indirectas, clicar para convivir y hacerse presente. Saber que es virtual pero se siente real. Rogar, tratar, estar ahí para no perder la costumbre a costa de la dignidad, la lógica y el sentido común. Recorrer conversaciones una y otra vez para hallar nada, suspirar de nuevo o mandar todo al infierno. Luchar contra el orgullo y la desesperación, lanzar el manual de las buenas costumbres y ser una perra. Insistir, fastidiar, continuar sin miedo. Querer, desear, luchar, amar sin sentido, de corazón, sin razonar, con el alma, con el cuerpo. Prometer no más y caer de nuevo en el espiral de locura. Taladrarse la cabeza con preguntas sin respuesta. Oír y leer lo que conviene, revisar las fallas, enmendarlas y fallar de nuevo. Complicarse y escribir para deshacer la maraña. Desahogarse acá, allá. Sentirlo más que nunca, apostarlo todo, conseguir, ganar, triunfar. Ser uno con final feliz.

1 comentario:

  1. Muy Buen Blog !
    Los invito a visitar mi blog !
    http://geraldocapillo.blogspot.com/
    Gracias !

    ResponderEliminar