domingo, 9 de marzo de 2014

Disculpe

Disculpe mi atrevimiento pero yo no puedo dejar de pensar en usted, siento ser una molestia, pero usted me inspira, me transtorna, me atrae, me vuelve loca, perdón por decírselo así, pero simplemente lo amo.

Yo estaba muerta en vida, era un zombie, un alma en pena y usted con sus palabras me revivió, sus ojos asesinos me inyectaron optimismo, amor por la vida y pasión por usted, gracias a su toque la vida me pinta verde, me pinta mejor.

Usted no necesitó más que minutos para hacer de mi un ser humano nuevo, le dí ese poder, lo dejé crecer y ahora ese fuego que prendió con su cara, su cuerpo, sus manos, su voz, me quema por dentro y me gusta.

Es un placer conocerlo, amarlo, ser parte de su vida, es un sendero de luz, una bendición, el mayor anhelo, lo más dulce de mi existencia.

Le juro que yo no quería amarlo, pero usted se metió tan a fondo que no sé cómo sacarlo de mi mente, de mi corazón, de mis sueños, de mis alegrías y de mis lágrimas.

Perdone que se lo diga pero usted es peligroso porque enamora a golpe de sonrisas, enamora con miguitas, es fuego, es hielo, es agua, es viento que enreda el cabello y las ideas.

Usted me hace sentir placer, amor, ternura...pero también impotencia de no poder estar cerca y demostrarle que lo amo con cada fibra de mi ser, que antes de usted hubo nada y hoy este corazón late más fuerte porque usted me despertó y movió todo lo que era inamovible.

Yo sé que no tengo permiso de amarlo, pero mi corazón no lo entiende, ya razoné con él pero no me hace caso, mi cuerpo reclama su presencia, su olor, su ser completo, lo que solo usted provoca en mi, eso que me mostró el cielo.

Yo daría todo cuanto poseo para ser esa a quien usted ame, esa a quien le tenga devoción, esa con quien construir, quiero quererlo, quiero que me adore, quiero tenerlo, poseer su corazón, soñar juntos, ver en sus hermosos ojos esa ternura fulminante que solo la profundidad del mar conoce.

Yo sé que no figuro en su lista, que vivo en la sombra, oculta, discreta, que usted no piensa en mi, que es una posibilidad remota que usted pueda corresponder mi loco amor, que esto que es nada se salió de control, pero yo no puedo aceptarlo y dejarlo pasar.

Yo lo amo con todo mi corazón y no espero que me ame, solo espero estar en algún rincón de su vida y que sepa que ahí me quedaré, encadenada hasta que decida que soy para usted. Prometo no hacer ruido, solo  me quedaré ahí mirando, sonriendo, deseando.

Lo quiero, me gusta su alma, me gusta usted, idolatro los momentos que compartimos, lo sueño, lo vivo, lo siento, lo espero, lo deseo con urgencia y furor, su recuerdo me estremece, me roba el sueño, me carcome.

No se asuste y no me deje de querer por este vano atrevimiento, quiérame como siempre y cada día más, quiérame como quiera pero quiérame porque soy su amiga y usted cuenta conmigo en cada paso, en cada latido, piense en mi, como guste, como mejor se acomode, pero piense en mi.

Sepa que en mi corazón vive usted y lo que me ha dado, que para mi es mucho, es todo, es vida, es amor y más amor.

Si alguna vez lo he herido, sírvase perdonarme, no fue intencional, fui ciega, fui torpe y no me lo perdono, pero a veces el amor nos hace débiles y necios, gracias por cada instante, lo llevo en cada paso, en cada suspiro, en cada sonrisa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario