sábado, 6 de septiembre de 2014

El secreto de Peña Nieto

Cuando veo al Presidente de la República en actos oficiales y giras internacionales pongo especial atención a los funcionarios que le atienden y no puedo dejar de imaginar lo que pasa por sus cabezas al dar la mano a este peculiar personaje.

Pienso que ven en su rostro el conformismo de México, la idiotez andando, la pendejez envaselinada y sin un cabello fuera de su lugar, pero claro, yo soy universitaria y veo todo con ese sospechosismo que da leer clásicos y quedar bizco de estudiar.

Con tristeza compruebo que mi presidente es un fraude absoluto, pero que aunque no haya leído ni tres libros en su vida, alguien le pasó el resumen de El príncipe y él ha sabido aprovecharlo.

Maquiavelo dice en este libro, palabras más, palabras menos; que si eres medio idiota debes suplir esas carencias con la gente correcta y eso es justamente lo que se ha hecho en Presidencia, ese es el secreto mejor guardado de esta administración.

Una muy accidentada gestión comenzó en 2012, nadie olvida el capítulo de la Ibero, nadie olvida el capítulo con Jorge Ramos, o quizá sí y eso le sale muy bien al equipo de Comunicación Social de nuestro bonachón presidente.

 Pensemos por un momento que hay millones de mexicanos que solo tienen acceso a medios de comunicación vendidos como Televisa y Televisión Azteca y hagamos un análisis del discurso que pasa en esos medios y podríamos terminar casi convencidos de que Peña Nieto es El Gobernante, El Reformador y que ese Saving México de Times es la absoluta verdad.

Más que nunca se invierte en encuestas de opinión y de popularidad, más que nunca se calla a los medios, se amordaza la libre expresión; pero más que nunca se ataca por todos los flancos para hacernos creer que todo está en perfecto orden.

Los que andamos en las redes sabemos que el panorama cambia, que en internet la percepción es diferente, que la crítica es mordaz. Sí y no.

El usuario de internet publica lo que quiera y nadie puede decirle nada, el usuario de internet critica e intercambia puntos de vista con otros usuarios, pero internet no llega a todos lados y a donde llega es malo y caro y eso señores no es una coincidencia.

Ahora, también en internet hay malos usuarios y "paleros" del Gobierno, internet es como la vida misma en donde se conocen puñados de idiotas pero también gente que vale la pena. Entonces volvemos a la raíz de todos los males y los bienes de una comunidad: su educación.

Educación es la base para distinguir lo correcto de lo incorrecto, la educación enseña a comunicarse y la comunicación es la base para crear o destruir en este país donde, por desgracia, los medios masivos son el cuarto poder.

Por desgracia, sí, porque son vendidos y miedosos, barberos, mentirosos, serviciales a los poderes fácticos e interesados en el elevado costo que da soltar la información a cuentagotas.

Yo sí veo a Peña Nieto en toda su dimensión, yo sí le veo lo megalómano, yo sí le veo lo incompetente y desagradable; pero los medios nos lo están vendiendo de otra manera y se han puesto a trabajar de la mano con los estrategas de su departamento de Comunicación Social.

Como siempre, invito a hacer conciencia a todos nosotros que tuvimos acceso a los libros de que usemos la información en favor de nuestro entorno, que nos pongamos analizar lo que pasa y antes de que nos hagamos viejos, poder actuar para cambiar este basurero.

Por hoy esta es mi trinchera, tengo este pequeño poder que me da la palabra y les dejo este infame secreto del Gobierno. ¿El antídoto? Vean, lean, usen los medios neutrales y comuníquenlo, analicen y sobre todo no permitan que los medios al servicio del poder les den un panorama de fantasía.


No hay comentarios:

Publicar un comentario