jueves, 26 de febrero de 2015

Sólo en México...

La bella costumbre de ver las noticias no tiene mayor impacto en mi vida, es rutina, es parte normal del día a día, hasta que el Papa Francisco la caga y dice que no quiere que Argentina se "mexicanice", refiriéndose a la inseguridad, el narcotráfico y otras joyas mexicanas. La noche de ayer Tv Azteca respondió estas lamentables declaraciones con un "reportaje" de por qué Argentina debería ser como México...odio decirlo, pero tal bazofia me inspiró a escribir un poco de cómo es que mi amado país tiene lo que pocos.

Sólo en México gobierna una alcaldesa que tiene el sueldo mensual más alto del mundo...pero sólo en México una madre soltera, obrera, alimenta una familia de cuatro y tiene tiempo para dar amor a cada uno de sus retoños.

Sólo en México puede gobernar un analfabeta funcional que pone en ridículo a una nación ante el mundo...pero sólo en México vive la reina del albur, cuya agilidad mental la quisiera un estudiante de la Ibero para un fin de semana.

Sólo en México "el mejor alcalde del mundo" entrega una obra magna hecha con las patas y que costó mucho más de lo que debería...pero sólo en México hay transportistas con jornadas de 18 horas diarias, que logran mover a una ciudad a bajo precio.

Sólo en México dan concesiones a gaseras con pésimo mantenimiento...pero sólo en México los vecinos se solidarizan con la desgracia que causa la corrupción.

Sólo en México está presa una líder magisterial por darse vida de nobleza...pero sólo en México un maestro rural sobrevive con 5 mil pesos al mes y da lo mejor de sí en cada jornada.

Sólo en México fue encubierto y hasta festejado por El Vaticano un pederasta y psicópata...pero sólo en México millones de personas se dan cita en La Villa para ver a su Virgen en su día.

Sólo en México hay gente que usa Tv Notas como referente cultural...pero sólo en México está la ciudad con más museos en el mundo, con entrada gratuita los domingos.

Sólo en México la Secretaría de Desarrollo Social desvía recursos destinados a erradicar la pobreza...pero sólo en México existe la costumbre de "invitar un taco" de quien menos tiene a quien tiene nada.

Sólo en México de destinan millones a mantener la "dieta" de los diputados y dales vales de gasolina y tablets...pero sólo en México  se aprende con papel y lapiz, se camina para llegar a cualquier lado y se hace una comida para recibir a los amigos con menos de 500 pesos.

Sólo en México los funcionarios públicos hacen tranzas en familia y se usa el nepotismo...pero sólo en México habemos familias orgullosas de llevar nuestros apellidos y sabernos gente de paz y trabajo.

Sólo en México hay millones de ninis que no tienen una oportunidad...pero sólo en México hay cultura emprendedora para poner negocios de éxito.

Sólo en México el mexicano discrimina a otro mexicano por su clase y color...pero sólo en México nos hacemos amigos de la de la verdura, el señor de la basura, la de las quesadillas.

Sólo en México hay tanta desgracia, pobreza, ignorancia e injusticia...pero sólo en México la gente es feliz en sus pequeños y humildes paraísos personales.

México, los mexicanos, tenemos muchos defectos, tenemos un país disparejo a cuestas...pero tenemos un corazón del tamaño del sol y muchos más huevos que algunos de quienes nos gobiernan.